MADRES

Escrito por kanistero 19-12-2013 en genera. Comentarios (0)

Ayer fuimos a casa de un amiguico de mi hijo (A.) a jugar por la tarde. Son una familia rumana, desde el primer día hay dos o tres familias que me cayeron bien de la clase de mi hijo, ésta fue una. Tenemos algunos puntos en común: Las dos familias tenemos solo un hijo, las dos familias no nos decidimos a tener más hijos. Luego algunos aspectos más obvios: Nos preocupan las mismas cosas sobre la educación de nuestros hijos y no somos nada pijos, vamos, mi hijo llevó el curso de 3 años (y el de 4 hasta que se le quedó pequeña) una anorak del Lidl y el otro niño lleva ahora una, ambos tienen primos mayores y no tenemos reparos en decir que llevan ropa heredada, vamos de hecho yo he llevado toda mi vida ropa heredada de mi tío que tiene cuatro años más que yo, incluso ahora el abrigo que llevo fue suyo.

Ya hace tiempo que le comenté a mi mujer que la mamá de A. me recordaba a mi propia madre. No en lo físico si no en la manera de hacer las cosas. Mi madre no llegó a terminar la educación básica de la época, se puso a trabajar en un super muy jove, ayudaba a mi abuela en casa (ya digo que tengo un tío cuatro años mayor que yo). Se casó muy joven, con 19 años y con 20 ya me tuvo a mí, a los 22 a mi hermana. Mi padre trabajba de 8h a 19h, no venía a comer a casa, solo lo veíamos por la tarde-noche, bueno y el fin de semana.

Mi madre nos llevaba y recogía del cole, compraba, limpiaba la casa, hacía la comida y por la tarde jugaba con nosotros, bueno, en realidad era una más en los juegos,jeje, ¡con esa edad! Además, a mí me llegó la prohibición cuando era niño, en casa de mis abuelos estaban prohibidos los juegos de azar, incluso el parchis, porque mi madre tenía muy mal perder y siempre la liaba, total que mi abuelo los prohibió, y ni tío J. ( el 4 años mayor que yo) ni yo ni mis primos podíamos jugar a juegos de azar, así que yo creo que ella disfrutaba tanto como nosotros en algunos juegos.

Mis abuelos vivían en el mismo bloque, en el piso de arriba, yo subía y bajaba a jugar con mi tío, mi abuela venía mucho por casa... Pero era una casa muy pequeña y cuando tenía 9 años nos trasladamos a la otra punta de Zaragoza.

A mi padre le cogía cerca del trabajo y podía venir a comer. Pero aquel nuevo bariio era inhóspito: Casi no había tiendas, ningún super, a las 6 cerraba en invierno las tiendecicas, al lado del río las nieblas no levantaban en semanas...

Y mi madre se vio alejada de su familia. En el otro barrio yo iba al cole con mi tío, nos conocían los profes, los vecinos... Allí todo era nuevo, mira si era nueva que para abrir el cole público tuvieron las mamás que ir a limpiarlo para poder abrirlo, ¡qué tiempos!.

Bueno, pues la mamá de A. me recuerda a la mía. C. (la mamá de A.) entiende perfectamente el castellano y lo habla mucho mejor que muchas personas que veo a diario pero siempre anda insegura. Insegura con explicarme la dirección dónde vive, insegura con qué hacer si hay huelga de maestros si lleva o no al crío, insegura con que no sabe si reprender o no al crío.... Vamos, se parece a nosotros también, nos damos cuenta que no sabemos muchas cosas de educar a nuestros hijos y bsucamos reespuestas. C. va a todas las charlas, reuniones, etc que organiza el AMPA sobre educar a los hijos y demás, mi madre hacía igual. C, yo creo que sí ha estudidado más, pero mi madre se apuntó a sacarse el Graduado Escolar para poder ayudar a sus hijos con los deberes. Mi madre preguntaba a madres que ella veía más "preparadas!, acudía a cursillos.... Vamos de todo y ¿sabéis qué? Pues que mi madre nos educó muy muy bien y yo creo que el primer paso para educar bien a tu hijo es darte cuenta de que tienes más rpeguntas que respuestas y que tienes que formarte como padre. En eso se parece C. a mi madre, es una excelente madre, yo la veo casi a diario y es con la que más coincido en opiniones cobre los hijos.

ya he contado alguna vez que tengo mal caráceter, pero hay personas que me sacan de quicio. Un día C.  me contaba que le había preguntado a la mamá de M. que si el crío tenía fiebre lo llevaba o no al cole y la otra mamá le dijo que sí, que le enchufase el Apiretal oe l DAlsy y pal cole. ¡Vamos! Todo indignado el día que me lo contó le dije que ni caso, que si lo quiere llevar pues que lo lleve, pero que eso no es así, le pregunté dónde prefieres estar ella cuando está enferma si en casa o en el trabajo, claro, en casa me dijo. Pues igual el crío, si no puedes dejarlo en casa pues pal cole pero si puedes tenerlo en casa pues mejor en casa.

Y como esas tantas y tantas. Vuelven loca a la buena de C. con sus chorradas y sus consejos desfasados y en muchos casos interesados. Lo mismo le pasaba a mi madre, con el tiempo se ha dado cuenta de que algunas madres solo le contaban milongas e historias interesadas.